Hospital Jorge Cristo Sahium realizará jornada de vacunación

Hospital Jorge Cristo Sahium intensifica brigadas contra el chikunguya

Joven promesa del fútbol rosariense viajó a Perú


El alcalde de Villa del Rosario, Carlos Julio Socha Hernández junto al IMRD le desea nuevamente muchos éxitos a el joven rosariense Sebastián Ordoñez, quien en el año 2014 realizo su viaje a México y esta vez viaja a Perú con la Escuela Deportiva Quinta Oriental, futura promesa del fútbol en nuestro departamento.

Así avanzan las adecuaciones del Polideportivo de Villa Graciela


El Licenciado Jaiderson Medina, Director del Instituto Municipal para la recreación y el deporte de Villa del Rosario realizó un balance positivo de las obras de adecuación del Polideportivo de Villa Graciela

Comité municipal del Centro Democrático continua trabajando por el fortalecimiento de la colectividad


Militantes y colaboradores  del Partido Centro democrático, en el Municipio de  Villa del Rosario,  agradecen a la comunidad  rosariense el   apoyo y reconocimiento que el pueblo  dio al movimiento político CENTRO DEMOCRÁTICO.

Invitamos a todos los seguidores para que junto con su núcleo familiar, amigos y simpatizantes se inscriban  como miembros activos del partido, en la página web www.centrodemocratico.com o a través de los miembros del comité Municipal, quienes están dispuestos a colaborar con este proceso, tal como lo viene realizando la colectividad a nivel nacional

El Comité Municipal cuenta con el reconocimiento dentro de la colectividad y hoy más que nunca  se encuentra en pie, trabajando,  aunando esfuerzos y abriendo las puertas para todos aquellos que quieran hacer parte de nuestro partido político.

Sea la oportunidad para que usted conozca la conformación del comité Municipal de Villa del Rosario y se acerque al movimiento ya sea a través de cualquiera de los miembros del comité o directamente a los teléfonos 5708135-5708137 cel. 31531284-317-7413426

MIEMBROS DEL COMITÉ MUNICIPAL

FERNANDO ALVIAREZ PINZON                                 LUIS GERSON RUIZ HERNANDEZ

PABLO ALFONSO MARIÑO DURAN                        KEVIN DANIEL ARCE

JULIO DURAN                                                                  ROBERTO GIRALDO OSORIO

RICARDO JOSE RIVERA ROZO                                    BEATRIZ AGUIRRE

LUIS BONILLA                                                                  MAIRA DURAN CARDENAS

ENRIQUE PATIÑO                                          ARIS ANDRES RUIZ

FAIBER ANDRES PEÑA                                   JUAN GUILLERMO ACEVEDO

JHON ALEJANDRO BLANCO                          LAURA RIVERA

MARTIN HERNEY GELVEZ                             NIDIA AMPARO SALAZAR


PEDRO MANUEL OGAZA                               ALIX MADRID

Siguen aceptando el proyecto Amor por Villa del Rosario en el Barrio Gran Colombia al frente su líder Eli Castro


"La Jornada única representa una oportunidad para Juan Frío": Nhora Leal Acevedo


La rectora del Instituto Técnico Agropecuario Juan Frío de Villa del Rosario, Nhora Leal Acevedo indicó que la institución se encuentra  entre las 19 focalizadas en el departamento para hacer parte del  pilotaje de jornada única en bachillerato, para ello se realizará un diagnostico donde se contemplan una serie de requerimientos básicos en materia de infraestructura, transporte, mobiliario y personal docente. 

Según la rectora, la jornada única representa una gran oportunidad para la comunidad de Juan Frío, donde se  fortalecerán las habilidades de los estudiantes en áreas claves como matemáticas, ciencias y lenguaje, además de beneficios como la disminución de embarazos en adolescentes, una menor posibilidad de que los jóvenes se vinculen a grupos ilegales y, en general, que mejoren las condiciones socioemocionales de los estudiantes, sin embargo la directiva recalcó que solo se implementará la jornada única siempre y cuando existan  las garantías para  desarrollarla.

Frente a esto, la secretaria de educación encomendó al supervisor Pastor Piñeres para acompañar a la institución en esta etapa de diagnóstico.


Se alistan inversiones

De acuerdo con la secretaria de Educación, Ludy Páez Ortega,  “el gobernador Édgar Díaz ha dado la orden de cofinanciar los proyectos de construcción, reconstrucción, mejoramiento y ampliación de las instituciones educativas”, lo cual constituiría un apoyo necesario para aplicar dicha jornada.

Para llevar a cabo los proyectos, los rectores de las instituciones educativas deberán entregar los documentos explicando el tipo de mejoramiento que requieren sus colegios.

La cofinanciación sería de un 30 por ciento por parte de la Gobernación, y el 70 por ciento restante del Ministerio de Educación, según la infraestructura que sea aprobada por el gobierno nacional, que ya abrió una convocatoria para tal fin. 

“Sin embargo, si hay que disponer de más recursos, se hará, pues la gobernación tiene prevista esta circunstancia en materia presupuestal”, aseguró Páez.

De otro lado, esta semana se firmaría el convenio de alimentación escolar, en el que el Ministerio da $1.320 por niño, y la gobernación aportará el valor necesario para que los jóvenes tengan un almuerzo de calidad.

Finalmente, se aseguró que en materia de transporte escolar también se proporcionará el 30 por ciento del mismo, y se entregarán laboratorios de física, química y ciencias naturales a todas las instituciones del departamento.

Familia Demoya de la mano del concejal Jaime Castro siguen trabajando por el proyecto Amor por Villa del Rosario


Asociación de discapacitados y alcaldía municipal trabajarán de la mano


Durante el desarrollo del Consejo de Política Social, el alcalde de Villa del Rosario, Carlos Julio Socha Hernández y el presidente de los discapacitados, Ciro Albarracin  manifestaron su deseo de trabajar mancomunadamente con el fin de concretar una política pública de discapacidad.

El mandatario local manifestó, este proceso es  participativo y permite que las personas con discapacidad puedan acceder a espacios sociales, culturales, políticos y económicos en igualdad de oportunidades, así la política genera un acceso creciente y progresivo del desarrollo humano, a la seguridad humana y al ejercicio de los derechos humanos de las personas con discapacidad, bajo un enfoque diferencial, que consolida una perspectiva hacia la inclusión social en el municipio. 

Por último Socha Hernández agregó que este proceso incluye el acceso a bienes y servicios con criterios de pertinencia, calidad y disponibilidad; procesos de elección colectiva, la garantía plena de los derechos, la eliminación de prácticas que conlleven a la marginación y segregación de cualquier tipo. 

¡No contaminemos más!


Taxistas bloquearon vías de acceso a Villa del Rosario


El gremio de taxistas de Villa del Rosario bloqueó el paso a Villa del Rosario, como protesta en contra de la piratería y el mototaxismo que según ellos ha crecido considerablemente en el municipio.

"Estamos quebrados, la piratería, los mototaxis, el mal servicio de radio, somos 130 taxis contra más de 500 piratas que hay en Villa del Rosario" aseguró César Sandoval, uno de los conductores que participa en la protesta.

El pedido que hacen al Alcalde del municipio es de solución inmediata, "No puede ser que mientras nosotros estamos teniendo pérdidas, el Alcalde esté carnetizando a todos los vehículos piratas".

Los conductores ofrecieron disculpas a los habitantes de Villa del Rosario por los bloqueos, pero también comentaron que esta era la única opción que tenían para ser escuchados.

Ser "Gocho" Vs Ser Tachirense : Vielma Mora

Aduana Principal de San Antonio donó artículos a la U.E.E “Cecilio Acosta"


La Aduana Principal de San Antonio del Táchira a través de la Jefatura del Área de Control de Almacenamiento y Bienes Adjudicados realizó la donación de artículos de limpieza, higiene personal y comestibles a la U.E.E “Cecilio Acosta”, artículos decomisados en diferentes procedimientos anticontrabando.

Así lo indicó Yolanda Rueda de Cruz, directora encargada del plantel, quien agradeció la acción emprendida por el comandante Henry Rincón, gerente general de la Aduana, en pro del beneficio de 254 niños y niñas que cursan estudios en la institución.

“Muy agradecida con el comandante Rincón y con el doctor Pablo Laya Ibáñez, jefe del Área de Control de Almacenamiento y Bienes Adjudicados de la Aduana Principal de San Antonio por el donativo, valoramos este tipo de iniciativas que están transparentando el destino de los productos incautados en la Aduana” señaló.

El donativo constó de productos de limpieza (cloro, jabón en polvo y pasta), artículos de higiene personal (champú y crema dental) así como productos no perecederos (atún,  sardinas,  salsa de tomate,  mostaza,  arroz y aceite), entre otros.

Es de resaltar que el decomiso de este tipo de productos es el resultado del Plan de Choque contra el Contrabando impulsado por el Gobierno Nacional y Regional encabezado por el ministro del Poder Popular para Industrias y superintendente nacional del Servicio y máxima autoridad del SENIAT, José David Cabello, con el firme propósito de erradicar el contrabando de extracción en la frontera colombo-venezolana y así proteger la soberanía alimentaria del pueblo venezolano. 

Continua proceso de inscripción de estudiantes nuevos en la Universidad de Pamplona


Más familias del barrio San José se integran al proyecto Amor por Villa del Rosario


La Casa del qué dirán en el Museo Casa Natal General Santander


El Museo Casa Natal General Santander tiene el placer de presentar a :

La Casa del qué dirán - Teatro el Portón

Día: Viernes 23 de Enero 2015
Hora:7: 00 PM 


Lugar: Museo Casa Natal General Santander Km 6 Autopista Internacional Simón Bolívar


ENTRADA GRATUITA

Gran recibimiento de los hinchas a los jugadores del Cúcuta Deportivo

Presidente del Cúcuta Deportivo cumplió en su primer año de mandato

Anunció el gobernador Edgar Díaz $1.880 millones se invertirá para mejorar conectividad en colegios


Una inversión de 1.880 millones de pesos garantizará que las instituciones educativas de Norte de Santander accedan a una mayor y mejor conectividad a Internet, pasando de un ancho de banda de 2 megas a 6 megas, lo que mejorará el uso de los equipos tecnológicos que se han entregado a través del Programa Computadores para Educar y el Proyecto Enjambre.

La anterior noticia la dio el gobernador Edgar Díaz Contreras durante la entrega de 640 tabletas que hizo la vice ministra de las Tecnologías de la Información y Comunicaciones, Carolina Hoyos Turbay.

El Mandatario Regional habló de la inversión para aclararles a los más de mil asistentes al acto, entre ellos cerca de 700 alumnos, que además del equipo que se entregó, tendrán conexión a Internet, para que puedan navegar e investigar sin ningún límite.

Lola Rivera y su familia se intregan al proyecto Amor por Villa del Rosario


“De mi hijo Luis solo quedaron cenizas negras”


Por: Iván Gallo

Los hornos crematorios fue una brutal forma de intimidación paramilitar. Iván Gallo estuvo en el único que permanece en pie donde desaparecieron al joven Luis Valencia y a 250 personas más.

La última vez que lo vio, Luis se paró en la entrada de la casa, se volteó, la miró de frente y dijo: “mamá, si no llego a dormir no se preocupe; del taller de Don Gustavo paso para la fiesta del tío Luis”. Y se perdió por las polvorientas calles del barrio Chapinero de Cúcuta. Cuando tomó la última curva, Alba se dio cuenta de lo largo que se había puesto su hijo en el último año. ‘Va a llegar el día en que no va a caber por la puerta’, pensó.

Era el sábado 6 de abril del 2002, y una orgía de masacres como una mancha de sangre extendiéndose sobre un mantel blanco devastaba a Cúcuta y su área metropolitana. Los cadáveres aparecían en los vertederos de basura, en el anillo vial, flotando en las aguas del río Táchira, en los cientos de trochas por donde circula el contrabando desde Venezuela. Ahí no más, a la vuelta de la casa de Alba, habían arrojado, una semana antes, siete cuerpos hinchados y en estado de descomposición. Los dejaron frente al rancho de tabla donde vivía doña Mary Robledo, la aguerrida líder comunal que se oponía al control que desde el comienzo del nuevo milenio ejercían los paramilitares en la zona. Ellos, siempre proclives a intimidar con siniestras amenazas, le dejaron los siete cuerpos embalados con alambre de púa,  para que no olvidara quiénes eran los que mandaban.

La situación económica de la familia era cada vez más dificil, por lo que a Alba solo le quedaba arrodillarse ante la pequeña figura del niño huerfanito de Pamplona y pedirle a él que cuidara los pasos de Luis, su hijo mayor. Con 17 años y después del asesinato de su padre, el muchacho trabajaba como latonero para pagarse el último año de colegio, un escalón previo a su sueño de convertirse en policía, y con lo que le sobraba ayudaba a su madre y a sus  tres hermanos con los gastos de la casa.

Así que tomó una buseta y se fue hasta La Parada, última población colombiana antes de llegar a Venezuela. Esa mañana, bajo un sol furioso, él y tres muchachos más trabajaron en el taller de don Gustavo Morales, veterano contrabandista que los había contratado para reparar dos carros en los que movía mercancía entre Cúcuta y el vecino estado Táchira. A las 2 de la tarde los muchachos terminaron sus tareas.

Don Gustavo llamó, les dijo que se había “embolatado” en otras cosas, pero que no se demoraba. Frente al taller había un billar-pool atendido por Ximena, una rubia y delgada jovencita que además de trasnochar bajo la tortura de los atronadores vallenatos y rancheras que pedían sus clientes, debía cuidarse del incesante acoso de los borrachos que atestaban el lugar en las noches. Ese sábado apenas estaba abriendo y el paisaje ya era tan desolador como cada tarde, lo único diferente eran los mecánicos que estaban afuera del taller del señor Morales esperando que su patrón llegara a pagarles.

Uno de ellos no trabajaba allí, se notaba porque era el más alto, tan alto y largo que se podría pensar que esa cara de niño estaba fuera de lugar; como una máscara que le habían adherido a la fuerza. Ximena le contaría a Alba una semana antes de desaparecer sin dejar rastro alguno, que estuvieron allí unas dos horas acostados bajo la esquelética sombra de un cují seco, hasta que una camioneta negra en cuyo platón venían cuatro hombres uniformados con armas, se los llevó a la fuerza.

Los Hornos

Juan Frío es una vereda del municipio de Villa del Rosario, famosa por sus criaderos de cachama. Cada fin de semana sus prósperos restaurantes se llenaban de cucuteños y tachirenses que querían comer pescado. Todo esto cambió el 24 de septiembre del año 2000, cuando un comando del Bloque Catatumbo de las Auto Defensas Unidas de Colombia (AUC), encabezado por Rafael Mejía Guerra, alias Hernán, hizo presencia en la vereda.

Era un domingo cualquiera cuando empezaron a llegar camiones con uniformados encapuchados. Llegaron con lista en mano y montaron un retén en la entrada. Francisco Hernández, un humilde soldador de 32 años que tenía la costumbre de jugar fútbol en la vereda cada domingo, venía en una buseta, todo sudado y todavía con los guayos puestos. Los ‘paracos’ pararon  el vehículo e hicieron bajar a los pasajeros.  Les pidieron cédula. Ninguno estaba en la lista. “Pero se ‘enamoraron’ del muchacho, lo hicieron acostar en el piso y allí, frente a su mujer y los dos niños, le pegaron un tiro en la cabeza”, relató un vecino del sector que quiere permanecer en el anonimato. “Esos tipos siguen rondando por acá”, dice todavía atemorizado, catorce años después de que ocurrieran los hechos.


Francisco fue uno de seis muertos que dejó la toma de Juan Frío. Los paramilitares cumplieron con el protocolo de siempre: reunieron a la gente para informarle que ellos venían a traer el progreso y la tranquilidad a la vereda, y que el que se portara mal o fuera simpatizante de la guerrilla la iba a pagar caro. “Acá los que van a echar malo son los guerrillos y las ratas”, anunció.

Hernán, devoto, silencioso y amable en apariencia, lo primero que hizo, como autoproclamado nuevo dueño de los destinos del caserío, fue mandar a hacer una estatua de la Virgen que aún hoy acompaña las plegarias de esta católica y sufrida población nortesantandereana. Él era el hombre de las relaciones políticas de las AUC en el departamento. Su risa fácil y su servilismo seducían a los grandes industriales y dirigentes de la región. Es por eso que Ricardo Elcure, el fallecido ex congresista uribista, lo usó en su campaña a la gobernación de Norte de Santander: a cuanta reunión iba sentaba a su lado al comandante paramilitar, como si de un trofeo se tratara. Estar cerca al paramilitarismo garantizaba votos, muchos votos.

Las AUC no se asentaron en ese lugar solo para controlar el comercio de cachamas. Sus trochas y su cercanía con Venezuela  –el río Táchira lo baña por un lado–  lo convertían en un corredor estratégico por el que circulaban armas, combustibles, droga y secuestrados. Los paramilitares se adueñaron del negocio. Se ubicaron en la casa más grande del lugar, a la que bautizaron La flor del Tamaral. Allí rumbeaban, chantajeaban, torturaban  y recibían los domingos a los políticos con los que simpatizaban, entre los que se encontrarían el ex alcalde de Cúcuta, Ramiro Suárez Corzo, condenado por parapolítica, y un par de senadores del Partido Conservador investigados desde hace años por la Fiscalía, hasta ahora sin resultados.

Pero no solo la clase política iba a visitarlos. La larguísima lista de amigos que tenían las AUC en Norte de Santander incluía a varios miembros de la fuerza pública. Declaraciones dadas por jefes paramilitares como Salvatore Mancuso o Jorge Iván Laverde (alias el Iguano), confesiones de algunos implicados detenidos, como Magali Moreno (antigua asistente personal de la ex directora seccional de fiscalías de Cúcuta); e investigaciones como la del libro Tantas vidas Arrebatadas, de la Fundación Progresar, indican que por allí habrían desfilado militares como el coronel Víctor Hugo Matamoros, el general Mario Fernando Roa Cuervo, a quien se ha acusado de llevar listas de “rojos” para que los paras los ejecutaran, y el comandante del batallón de infantería con sede en Ocaña, coronel Gabriel Rincón. Por parte de la policía, el capitán Luis Alexander Gutiérrez Castro, comandante de la estación de policía de Tibú, y los coroneles Roque Julio Sánchez y William Alberto Montezuma López, jefe de la Sijin de Cúcuta, también fueron salpicados.

Todos sabían que los paracos mandaban en Cúcuta, todos sabían y a nadie parecía importarle. El Iguano, quien al cierre de esta edición estaba a punto de recobrar su libertad tras una condena de ocho años por Justicia y Paz, era comandante del frente Fronteras del Bloque Catatumbo, vivía en una lujosa casa a cincuenta metros del batallón del ejército.

Precisamente fue a este jefe paramilitar al que las autoridades locales le solicitaron que fuera un poco más prudente a la hora de perpetrar las masacres que azotaron la frontera. En el año 2000, por ejemplo, se contabilizaron 180 cuerpos encontrados en el área metropolitana, tirados por ahí, descomponiendose en la noche. La comunidad empezaba a preguntarse por qué las autoridades no hacían nada.

En su finca Pacolandia, ubicada en la vereda Banco de Arena, perteneciente al municipio de  Puerto Santander,  ‘el Iguano’ se reunió con Carlos Enrique Rojas Mora, alias ‘el Gato’, para buscarle una solución a ese problema de ‘salubridad’. Por esos días los trabajadores de la finca,  atareados con la construcción de una piscina, se encontraron con una fosa común cuando excavaban el terreno. Veinte cuerpos yacían apretujados cinco metros bajo tierra. Al ver esa escena, ‘el Gato’ haría la pregunta por la cual ganaría notoriedad entre las AUC y que desencadenaría la tenebrosa práctica: ¿Por qué no crear unos hornos para quemar los cuerpos y así no dejar tantos restos por ahí botados? Inmediatamente los trabajadores empezaron a construir el chircal, trajeron más hombres de la zona y en tres días ya tenían una inmensa chimenea, donde se hicieron humo y cenizas los 20 cadáveres encontrados en la fosa.


Aunque al Iguano la idea le gustó, ordenó clausurar el horno en Pacolandia porque no iba a convertir su finca de descanso en una chimenea humana. Hernán le dijo que no se preocupara, que podían adecuar uno de los múltiples chircales abandonados en las afueras de Juan Frío. Se dieron a la labor y en una semana ya tenían un perfecto incinerador de cuerpos. Era una chimenea de cinco metros de alto con una boca estrecha, casi cerrada, en donde los cuerpos solo lograban entrar a pedazos. Adentro un foso profundo servía para avivar las llamas. En el foso podían caber fácilmente siete cuerpos, que era el número que acostumbraban a usar en una sola tanda. El problema siempre fue introducirlos, lograr meterlos en su boca tan estrecha, un error de ingeniería que pensaban corregir en los próximos hornos que mandarían a construir cuando su plan de dominio territorial concluyera definitivamente. Había que deshacerse de los vestigios del horror que había generado la incursión paramilitar a lo largo y ancho de Norte de Santander.

De ahí en adelante la consigna fue trasladar vivas o muertas a todas sus víctimas, para hacerlas desaparecer en ese lugar. También se dio la orden de desenterrar con retroexcavadora todas las fosas comunes que hubiera en el sector y llevar los restos humanos al horno. Con dos llantas, carbón vegetal y gasolina, no había hueso lo suficientemente duro para no fundirse. Las llamas alumbraban la tranquilidad de la noche en la vereda. El silencio del campo solo era interrumpido por el ruido que hace el agua del río cuando choca contra las piedras y por el crepitar de las lenguas de fuego lamiendo un zapato viejo. “Hasta acá el viento traía ese olor dulzón como de cuero de vaca quemándose que emanaba de esos hornos”, recuerda un habitante de Juan Frío.

A algunos los llevaron vivos hasta allá, como fue el caso de Mauricio Ortiz, un niño de 14 años, presunto chantajista señalado por una profesora, quien fue arrastrado hasta la puerta del horno por el segundo al mando de Hernán, alias ‘Gonzalo’ o ‘el Diablo’, llamado así por su crueldad. Allí fue lapidado entre risas y vallenato –cuentan que los gritos de los torturados se ahogaban entre el atronador ruido de la música que salía de los bafles de las camionetas– y finalmente introducido entre las llamas del humeante dragón de ladrillo.

El ‘Diablo’ era el guardián de la moral de Juan Frío y Villa del Rosario. Cada vez que Hernán viajaba a Barranquilla a visitar a su familia,  ‘el Diablo’ quedaba suelto y hacía de las suyas. Le gustaban el juego, las peleas de gallo, el trago, el bazuco. Y las niñas. Una vez se enamoró de Tatiana, una adolescente de 15 años. Eran pareja, pero la mamá de la muchacha no estaba de acuerdo con la relación. La niña le contó  a su novio, 20 años mayor que ella, lo mal que hablaban de él en su casa y este, furioso, le gritó en la cara que ya verían esos “hijueputas” con quién se estaban metiendo.

Un día la situación se hizo insostenible y doña Graciela le prohibido a su hija salir de la casa. Esa noche ‘el Diablo’ fumó bazuco y perdió a su gallo favorito. Tomó su moto y se fue, enceguecido, hasta la casa de su novia. Tocó a la puerta, la mamá salió por una ventana y le dijo que no iba a poder ver a Tatiana. ‘El Diablo’ insistió y le abrieron.  Le ordenó a la madre que hiciera bajar a sus otras hijas, pues quería hablar con toda la familia. Las cuatro muchachas bajaron y se acomodaron en el comedor. El hombre sacó su nueve milímetros y las mató una a una. Cuando salía de la casa con Tatiana se encontró al papá de la muchacha quien desde hacía años no vivía con ella. Le apuntó a la cabeza pero ya no tenía balas, le dijo que iría al comando a cargar su arma y que volvería “para llenarlo de plomo”.

Fue hasta La flor del Tamaral y allí estaba Hernán, recién llegado de la Costa. Este le quitó a la niña y furioso por lo que había hecho, lo castigó obligándolo a dar cincuenta vueltas a la cancha. Así, con ese tipo de castigos ridículos, reprendía los desmanes de sus hombres el comandante Hernán. Nadie volvió a ver a Tatiana. ‘El Diablo’sería asesinado a finales del 2003 por sus mismos compañeros de lucha. El bazuco y el aguardiente lo habían convertido en un sujeto poco fiable.

De ellos solo quedó un charco negro

Con ‘el Diablo’ mismo tuvo que vérselas Luis Valencia el atardecer infausto en que lo llevaron a Juan Frío junto a los cuatro muchachos que estaban esperando por su pago frente a ese taller de mecánica.

Lo llevaron por ese viejo camino flanqueado por los arcos centenarios que conforman el antiguo acueducto de Villa del Rosario y por los arrozales verdes, hermosos y ajenos a la barbarie de los hombres. Lo torturaron durante tres días en La Flor del Tamaral. Dos kilómetros adentro, bordeado por el río Táchira y a un costado de la vía por donde diariamente pasan camiones atestados de contrabando, está el trapiche abandonado y al lado el horno de la infamia. Allí lo arrodillaron, le escupieron los últimos insultos que escucharía en su corta vida, le dieron el tiro de gracia y lo metieron entre las llamas. Tras cinco horas de fundición, lo que solía quedar de las víctimas eran algunos dientes y un charco negro que se borraba con agua: “se quemaba totalmente todo. A eso se le echaba un balde o tres de agua y no quedaba era pero nada”. Esas fueron las palabras que le dijo Hernán a la Fiscalía en una de las múltiples y nada esclarecedoras versiones libres que ha dado.

Una semana después de su desaparición, Alba supo que a su hijo se lo habían llevado para Juan Frío. Durante 17 días seguidos fue a preguntar por él. Nadie le daba razón. Llevaba una foto y angustiada deambulaba por la calle principal de la vereda, preguntando casa por casa si habían visto al muchacho largo y bueno que era su hijo. La gente le huía como si estuviera apestada.

La última tarde que fue, el propio Hernán la recibió en su espaciosa oficina en La flor del Tamaral.  Le confesó, con su clásica ‘decencia’, que a su hijo lo habían tenido que ejecutar porque estaba en un billar en La Parada, todo borracho y drogado con sus compinches gritando “¡Que viva la guerrilla!”. Y ellos no iban a permitir más subversión. El comandante  no sabía dónde estaba el cuerpo, “pero no se preocupe que yo le averiguo”.  Ella se fue llorando y antes de salir del lugar, el propio ‘Diablo’ la tomó del brazo y le advirtió: si usted vuelve por acá, la picamos a usted y a sus otros hijos guerrilleros”.

Al otro día, muy temprano, una camioneta negra se detuvo al frente de la casa de Alba. Ella creyó por un momento que venían a devolverle a su hijo, que tal vez Hernán se había confundido y Luis estaba vivo. Tocaron a la puerta y ella vio los fusiles, los hombres, el camuflado. Y escuchó la amenaza: “para que le quede claro, nosotros cuando queramos podemos venir a quemarle el rancho…la madera se quema más rápido que la carne”. Se subieron a la camioneta y se fueron. Ella nunca más volvió a Juan Frío.

Ocho años después, de boca del mismo Hernán, en el marco de una audiencia judicial, sabe que su hijo fue uno de los más de 250 cuerpos que desaparecieron en los hornos. Hernán, el primero en confensar los detalles sobre los hornos, recobraría la libertad en 10 meses, cuando termina una condena de cuatro años por paramilitarismo. Alba le pide al verdugo que al menos le diga en qué parte de la frontera se diluyeron las cenizas a las que Luis fue reducido, pero él se encoje de hombros: “no madre, yo de eso no le puedo precisar nada”.

Ella se ha transformado, como las cientos de personas que perdieron a sus hijos en estos hornos de la muerte, en una víctima invisible. Sin un cuerpo, el acompañamiento legal que deben recibir las víctimas por temas de reparación es prácticamente imposible.

Llora sin consuelo. Si solo pudiera terminar su duelo, si hubiera un sitio para dejar las flores que cada seis de abril compra para recordar a su hijo, si no tuviera que ir al puente que divide las dos naciones y arrojar esas flores al río mortecino que tal vez arrastró los últimos restos de Luis… Pero ni ese triste privilegio tendrá. Su sufrimiento, como el de todos los familiares de los desaparecidos, no terminará nunca.

* Los nombres del joven y de su madre han sido cambiados por motivos de seguridad.

* Este artículo se pública con los permisos de la Revista Esquire Colombia, donde se publicó originalmente.
Tomado de Las2orillas 

Frontera Colombia-Venezuela, entre los 7 infiernos del mundo para no visitar


Colombia volvió una vez más a aparecer en un polémico ranking encaminado a establecer cuáles son los “infiernos” que existen en todo el mundo.
El diario El País de España hizo el top de ‘Los 7 infiernos sobre la Tierra que jamás deberías visitar’ porque “si entras tendrás más posibilidades de no salir que de salir”. En este caso la Frontera Venezuela-Colombia, de acuerdo a la publicación, tiene “departamentos fronterizos que están abandonados a su suerte”. La zona entra en la clasificación de lo que ellos catalogan como “
agujeros negros en los que no es viable entrar si no eres nativo. Mucho menos si no eres nativo y, además, eres occidental. Son lugares en los que no hay periodistas y de los que las ONG tuvieron que huir”.
“El Gobierno colombiano contempla cómo esta zona de profunda selva está controlada por las Farc y el Ejército de Liberación Nacional (ELN). Aunque en la actualidad se está llevando a cabo un proceso de pacificación y diálogo, la realidad es que regiones como Arauca son no aptas para el visitante. La frontera aquí es difusa y ser turista en esta zona es ser presa fácil para un secuestro. Y, si no, siempre nos quedará la posibilidad de cruzarnos con narcotraficantes poco tolerantes con las visitas sin aviso previo”, indicó el periódico en su reseña.
Lo extraño es que se compara la frontera con zonas de profundos conflictos, como el de Yemen o la frontera Afganistán-Pakistán,  con grupos armados extremistas que en realidad en nada se parecen a la situación de Colombia. (Lea acá el informe completo de El País)
Los 7 infiernos sobre la Tierra que jamás deberías visitar
1. Yemen
2. Línea Durand (frontera Afganistán-Pakistán)
3. Zonas de Siria e Irak controladas por el Estado Islámico
4. Territorio controlado por Al Qaeda para el Magreb Islámico
5. Norte de Nigeria
6. Frontera Venezuela-Colombia
7. Regiones de Somalia controladas por los islamistas

Desmienten que posible vía colonial haya sido un túnel


Esta hilera de rocas generó la alerta sobre un presunto camino antiguo que podría haberse encontrado en el Parque Grancolombiano, y que sería un patrimonio desconocido hasta ahora. 

El que podría ser un camino de la época colonial española fue descubierto en el Parque Grancolombiano de Villa del Rosario por obreros que hacía excavaciones para instalar una nueva red de acueducto y alcantarillado. La obra está paralizada.

Según Gonzalo Castro, arqueólogo que acompaña los trabajos —por requerimiento del ministerio de Cultura—, debido a la importancia arqueológica del sector, el fin de semana, mientras realizaban una de las excavaciones, los obreros se encontraron con un alineamiento de roca que podría formar parte de las bases de una vía colonial.

“Posiblemente, hacía parte de los demás componentes arquitectónicos y urbanísticos que forman parte del complejo histórico, y su valor no tiene precedentes”, dijo Castro.

La hipótesis que se maneja es que, de ser realmente un camino, podría ser la continuación de la calle 10, situada en el mismo sentido de la línea de piedras. 

Tampoco se descarta que se trate de un sendero menos antiguo que conducía a la iglesia, e incluso al ferrocarril.

Desmienten la leyenda

Para algunos vecinos del sector, el hallazgo correspondía a un túnel subterráneo del que se tiene conocimiento luego del terremoto de 1875, que obligó a muchos rosarienses a desplazarse hacia la zona alta, donde actualmente está situado el pueblo.

Luego de la tragedia, el médico Jacinto Manrique construyó una casona en la que, se dice, fue hallado un túnel que comunicaba con la casa del General Santander.

Esta versión fue desmentida por el arqueólogo, quien insistió en que esta posibilidad no está contemplada en el hallazgo y es parte de las leyendas del lugar.

Aun así, el profesional afirmó que de demostrarse la presencia del vestigio, esto implicará modificaciones en el plan de desarrollo patrimonial, e incluso ciertos cambios al trazado de instalación de la tubería.

Por su parte, encargados de la obra manifestaron que el hallazgo no es más que material de escombro, pues este sector fue un botadero, pero el arqueólogo aseguró que el camino está muy por debajo de dichos residuos.

Ahora se está a la espera de las respuestas del Instituto Colombiano de Antropología e Historia, y el Ministerio de Cultura, para que envíen investigadores y se determine si hay o no un patrimonio desconocido que serviría para el desarrollo de todo el parque.

Familia Sanabria y Nova del Barrio Primero de Mayo se integran al proyecto Amor por Villa del Rosario


Crece venta de alimentos y productos de aseo por controles en la frontera


Las ventas de productos de aseo personal, limpieza y alimentos subieron en el segundo semestre de 2014. 
Las medidas adoptadas por el gobierno de Venezuela para impedir la extracción de productos subsidiados y el desabastecimiento en ese país, impactaron de manera positiva los ingresos del comercio en Cúcuta.

Según administradores de locales y dirigentes del sector consultados por La Opinión, las ventas de alimentos y de productos de aseo personal y hogar aumentaron con respecto a otras épocas.

Mauricio Montoya, miembro de Fenalco y comerciante, informó que las ventas de estos productos crecieron 12% en el segundo semestre de 2014.

Otro de los factores que ha impulsado el consumo en Cúcuta, además de la escasez en el país vecino, ha sido el cierre nocturno de la frontera por parte de Venezuela.

Esta situación ha obligado a que los habitantes del área metropolitana de Cúcuta compren en este lado del país y no en San Antonio o Ureña. 

Wilfredo Rincón, gerente de supermercado Los Montes, informó que la venta de alimentos en los diferentes locales se incrementó un 22%, después de las medidas que tomó el gobierno venezolano para frenar el contrabando.

Montoya, por su parte,  indicó que si se restablece el abastecimiento de productos en Venezuela y se reducen los controles, el comercio de estos productos bajaría nuevamente, como ocurrió en el primer semestre de 2014, cuando las ventas cayeron 15%. 

El gerente de Café Galavis, Juan Francisco Yáñez, indicó que en 2013 las ventas bajaron 30% y hasta agosto de 2014 cayeron 40%. 

“El sector del café fue muy golpeado por el contrabando en los últimos 9 meses de 2014”, dijo. Sin embargo, a partir de septiembre de ese año, las ventas de café de grano y molido aumentaron 20% a nivel local. 

Guillermo Infante Santos, gerente general de Coagronorte, manifestó que el consumo de arroz producido en el departamento aumentó de 35 a 38 kilos por persona en 2014. Este crecimiento fue evidente en el último trimestre .

Hallan posible camino histórico en Villa del Rosario

Fotografías cortesía de Javier García, miembro de la Corporación Cuna de Colombia

Mientras se hacían excavaciones para las obras de alcantarillado en Villa del Rosario, el antropólogo Gonzalo Castro halló, en el Templo Histórico, lo que hace años pudo ser un camino de piedra. 

Según explicó la administración municipal, “durante la excavación de 1.90 metros de profundidad se encontró un perfil estratigráfico, de tres capas de barro. Pero, el antropólogo lo vio y dijo que pudo haber sido un camino antiguo que daba continuidad a la calle”.

El experto se comprometió a enviar un archivo fotográfico de lo encontrado, al Instituto Colombiano de Antropología e Historia (Icanh) para determinar si las obras continúan o se cancelan.

Uno de los encargados de la obra aseguró que “lo que se encontró es normal de cualquier excavación: suelas de zapatos, trapos, piedras, y eso es lo que nos hace pensar que son escombros de relleno”. 

Por ahora, el ‘Plan Maestro de Alcantarillado de Villa del Rosario’ que se está ejecutando desde el 2013 y pretende beneficiar a 80 mil habitantes, se suspende en este sector, mientras se hace un estudio más detallado del asunto.

Desconexión del servicio de energía en sectores de Villa del Rosario el jueves 22 de enero


Familias del Turbay Ayala parte alta y su líder Nelsón Prado creen en el proyecto Amor por Villa del Rosario


El principal aliado de la ZEE del Táchira es la República de Colombia: Vielma Mora

Incentivar la producción y exportar es uno de los objetivos de la ZEE

Venezuela intensifica controles en las fronteras con Colombia


Así lo anunció el  director del Centro de Comercio contra el Contrabando en Venezuela, el general José Esteban Silva, quien señaló que en los departamentos fronterizos como Norte de Santander, La Guajira, Vichada y Arauca se incrementó el pie de fuerza en los puentes internacionales y pasos fronterizos para contrarrestar el contrabando de los productos de la canasta básica familiar.

“Hay colombianos que traen productos hacia a su país de origen. Recuerden que está prohibida la exportación de productos subsidiados por el gobierno, hay un listado que nuestras fuerzas armadas los tienen y retienen esos productos y así ponemos las restricciones.”, precisó el oficial venezolano.

En medio de estos controles y procedimientos las connacionales continúan denunciando malos tratos por parte de las autoridades venezolanas, casos que serán denunciados ante la Cancillería.


Las autoridades del vecino país, en conjunto con sus homólogos en Colombia presentaron los recientes resultados emprendidos para combatir el contrabando. La incautación de mercancía por más de $40.000 millones es la cifra presentada en procedimientos emprendidos desde el 2014.

Escuelas: avanza idea de una jornada única


La aplicación de la jornada única será concertada con el magisterio regional. 

Según la secretaría de Educación del departamento, las garantías que esperan los docentes para que se desarrolle el programa de jornada única escolar son un hecho.

Así lo confirmó la titular de la dependencia, Ludy Páez, quien se reunió con las directivas sindicales de Asinort para dar a conocer cuáles son las instituciones educativas propuestas para efectuar el pilotaje del nuevo proceso educativo.

Según comentó, a la fecha, se tienen focalizadas 19 instituciones de los municipios de Ocaña, Cúcuta, Pamplona, Villa del Rosario, Sardinata, Puerto Santander, Los Patios, Chinácota, Convención, Cucutilla y El Tarra, que podrían comenzar con la jornada única en bachillerato.

Se alistan inversiones

De acuerdo con la secretaria,  “el gobernador Édgar Díaz ha dado la orden de cofinanciar los proyectos de construcción, reconstrucción, mejoramiento y ampliación de las instituciones educativas”, lo cual constituiría un apoyo necesario para aplicar dicha jornada.

Para llevar a cabo los proyectos, los rectores de las instituciones educativas deberán entregar los documentos explicando el tipo de mejoramiento que requieren sus colegios.

La cofinanciación sería de un 30 por ciento por parte de la Gobernación, y el 70 por ciento restante del Ministerio de Educación, según la infraestructura que sea aprobada por el gobierno nacional, que ya abrió una convocatoria para tal fin. 

“Sin embargo, si hay que disponer de más recursos, se hará, pues la gobernación tiene prevista esta circunstancia en materia presupuestal”, aseguró Páez.

De otro lado, esta semana se firmaría el convenio de alimentación escolar, en el que el Ministerio da $1.320 por niño, y la gobernación aportará el valor necesario para que los jóvenes tengan un almuerzo de calidad.

Finalmente, se aseguró que en materia de transporte escolar también se proporcionará el 30 por ciento del mismo, y se entregarán laboratorios de física, química y ciencias naturales a todas las instituciones del departamento.

Por su parte, el presidente de Asinort, Hugo Cárdenas insistió en que sí se debe poner en marcha esta jornada, pero será el magisterio nortesantandereano el que tome la decisión final.

Por ello, se visitarán las instituciones para decidir si están en condiciones de hacer este nuevo cambio educativo.

El Táchira es el estado de Venezuela más seguro para invertir

Familia Duarte y Zabala del Barrio La Palmita integrados incondicionalmente al proyecto Amor por Villa del Rosario


Hermosos cañaguates florecidos en Vía Juan Frío


Gobierno Venezolana prevé inaugurar en agosto puente binacional en Tienditas

Haiman El Troudi, ministro de Transporte Terrestre.

En agosto de este año será inaugurado el puente binacional Tienditas, el cuarto que conecta a Venezuela con Colombia desde el municipio Pedro María Ureña, informó este martes el ministro de Transporte Terreste, Haiman El Troudi, según información de AVN.

“En Ureña, zona limítrofe con Colombia, está habilitado un sistema de cruces del río Táchira. Ahí hay tres puentes instalados y estamos construyendo el cuarto puente, el binacional de Tienditas, que va a ser el puente que, a partir del próximo año, será el más importante para todo lo que supone el cruce de mercancía”, explicó durante su intervención en el primer Seminario Internacional Zonas Especiales y Desarrollo Estratégico.

Destacó que la construcción supondrá además interconexión con otros estados del país como Zulia, la región andina e inlcuso, el centroccidente y los estados llaneros del país.
Agregó que el puente está siendo construido mediante una inversión conjunta entre el gobierno de Colombia y Venezuela, y por un empresa mixta colombo-venezolana. Subrayó que este puente representa además un gran avance en las relaciones diplomáticas con la nación hermana.

Tienditas es el cuarto puente binacional entre Venezuela y Colombia, cuya construcción se inició a principio de 2014 para favorecer a más de dos millones de habitantes que se trasladan desde el estado Táchira al Norte de Santander, o viceversa.
Alrededor de 27 millones de dólares han invertido las autoridades de Venezuela y Colombia en la construcción de este enlace vial, que tendrá una longitud de 280 metros, tres carriles por sentido y un puente peatonal. La construcción está a cargo del Consorcio Venezolano-Colombiano, tras un acuerdo de los presidentes de Venezuela, Nicolás Maduro, y Colombia, Juan Manuel Santos. 

Partido Liberal hará gira nacional para definir avales


En la gráfica el senador Horacio Serpa Uribe y varios de los miembros de la dirección colegiada del Partido Liberal, entre los que se encuentran el representante a la Cámara por Norte de Santander, Alejandro Carlos Chacón.

El Partido Liberal Colombiano, la cuarta colectividad con más votación en el país, iniciará desde febrero próximo un recorrido nacional por distintas capitales y pequeños municipios con el fin de determinar el mecanismo que se empleará para definir los candidatos a las distintas corporaciones, el próximo 25 de octubre. 

La visitas las encabezarán los coodirectores del partido, con el liderazgo del senador Horacio Serpa Uribe.

El congresista que hace parte de la directiva roja, indicó que en primer lugar ya le ofició al Consejo Nacional Electoral el interés del liberalismo por adelantar consultas internas en abril.

Dicho procedimiento de escogencia de los candidatos a alcaldías, y que las mismas se realizarán en aquellas regiones en donde no pueda haber consenso entre la dirigencia. 

“De acuerdo con la realidad política de cada región, estableceremos en dónde se harán consultas o si se avalarán candidaturas por consenso. Si no hay consenso, la consulta interna es la mejor salida”, indicó el senador y codirector. 

Serpa Uribe además señaló que en cada visita el mensaje central será que el liberalismo sigue activo y en comunicación con sus dirigentes, “por eso, en las consultas internas también evaluaremos la situación del país”. 

Explicó también el directivo liberal que “la paz, la situación de las regiones, la descentralización y la autonomía de las entidades territoriales”, serán temas también de discusión en esos periplos, porque los mismos estarán en las agendas de quienes aspiren y los que finalmente puedan alcanzar el triunfo. 

Aunque no hay una agenda definida, ya se determinó que en los primeros días de febrero la directiva liberal irá al departamento del Valle, en donde estarán en Cali y otras ciudades. 

El jueves de la presente en reunión en Bogotá los cuadros directivos del liberalismo definirán el cronograma de visitas. 

Por último, Horacio Serpa manifestó que otro de los objetivos con las giras regionales es instalar el comité de acción liberal.

La tarea a cumplir por ese ti los cuales están reemplazando por un año a los directorio locales, esto debido a que fueron formalmente declarados ilegales por las autoridad electoral, el Consejo Nacional Electoral. 

Esta maratón iniciará en el departamento de Valle del Cauca, en donde se instalará el Comité de Acción Liberal, que será la nueva figura a través de la cual se definirán, en todas las regiones, la expedición de avales a candidatos, la realización o no de consulta interna y las estrategias del partido con miras a las elecciones regionales de octubre.

Extraño crimen en el barrio Montevideo de Villa del Rosario


Jaiber Jhoan Grimaldo Martínez, de 19 años, fue asesinado ayer hacia el mediodía en la parte alta del barrio Montevideo de Villa del Rosario.

Según las primeras versiones entregadas a las autoridades por familiares del joven asesinado, a este lo habían llamado ayer a su teléfono para citarlo a un lugar que no especificó. Al parecer, solo atinó a decirle a sus seres queridos que iba a ver si le salía un trabajo. 

Un par de horas después, su madre fue la que recibió una llamada en la que le avisaban que su hijo había sido asesinado.

A Jaiber, aunque lo trasladaron al hospital Erasmo Meoz, llegó a este lugar sin vida.

De manera extraoficial, La Opinión pudo establecer que hace dos meses la víctima fue testigo de un ataque contra uno de sus amigos, en el que este salió ileso. Después de ello, sus familiares lo enviaron a Venezuela, pero en los últimos días había regresado.

Tomado de La Opinión

La ‘cobradora’ de Visaje pagará 6 años de cárcel


La mujer fue capturada en la urbanización Monte Roble de Montería (Córdoba), donde se escondía desde comienzos del 2013. Al día siguiente la trasladaron a Cúcuta.

“En el corregimiento de Astilleros, sector Limoncito, conocí a Mauricio y Julián, quienes me ofrecieron laborar en la organización. Luego viajé a Cúcuta donde conocí a El Mico, Cejas, Yeliza, Camilo y Kevin. Después Visaje me encargó del pago de la nómina en la parte urbana y rural… Luego de ello, me encargué de recoger el dinero a los financieros… desempeñé el rol de las finanzas, no tuve armas de fuego, ni participé en extorsiones”, señaló en su declaración Marylú Parra Ruiz, capturada el 4 de marzo de 2014 y recientemente condenada a 6 años de prisión. 

Parra Ruiz, de 28 años, natural de El Zulia y conocida como Milú, fue capturada en una operación coordinada por la Sijín y Dijín de la Policía, tras una serie de interceptaciones a teléfonos celulares, en la urbanización Monte Roble de Montería (Córdoba), donde se escondía desde comienzos del 2013.

Junto a ella, fue detenido Luis Enrique Álvarez Murillo, de 45 años, conocido como Lobo y señalado por las autoridades de ser  el sucesor de Carlos Andrés Palencia (Visaje), máximo cabecilla de los Urabeños en Norte de Santander, (detenido en noviembre de 2013 en Madrid-España).

Al siguiente día de su detención, Milú fue trasladada a Cúcuta y presentada ante el Juzgado Primero Penal Municipal que legalizó su captura y le dictó medida de aseguramiento en prisión, mientras avanzaba el proceso en su contra. La Fiscalía le imputó el delito de concierto para delinquir agravado, sin que en ese momento se allanara a los cargos.  

Señalamientos

En desarrollo del proceso judicial, compañeros de ilicitud corroboraron lo expresado por Milú señalándola de ser la encargada del cobro de las extorsiones a los gasolineros, contrabandistas y dueños de las casa de cambio en el sector de La Parada (Villa del Rosario) y de entregarle directamente el dinero a Visaje en el municipio de Ureña (Venezuela).

Así las cosas, Milú prefirió aceptar los cargos y recibir una rebaja del 50 por ciento en la pena antes que ir a un juicio. De esta manera, lo preacordó con la Fiscalía y un juzgado especializado de Cúcuta la condenó sin beneficios de casa por cárcel o suspensión condicional de la ejecución de la pena.

“En cuanto a la responsabilidad de Marylú he de indicar que obra el señalamiento directo de miembros de la organización delincuencial, quienes declararon bajo reserva de identidad, y fueron enfáticos en indicar que dentro de la organización ella desempeñaba el rol de encargada de las finanzas y el pago de la nómina. Aunado a lo anterior, preacordó con la Fiscalía su culpabilidad”, señala la sentencia condenatoria. 

Al término de la diligencia, Marylú Parra Ruiz fue trasladada a la cárcel de Cúcuta, donde deberá purgar la pena impuesta.