La Bagatela, la Otra Casa de Nariño

Por: Leonardo Peña Tomado de areacucuta

Muy pocos saben que en esta casa, declarada Monumento Nacional y hoy abandonada y carcomida por la desidia del Estado, vivió el precursor Antonio Nariño, quien por ser el fundador del periódico La Bagatela, se le otorgó a este lugar ese nombre. La historia convencional sobre la historia de Colombia nos cuenta que el Palacio de Nariño, fue la casa del matrimonio Nariño-Álvarez hasta la muerte de don Vicente Nariño y fue ahí donde nació el 9 de abril de 1765 y creció hasta su adolescencia Antonio Nariño y Álvarez. Y también nos cuenta que fue el primer gran intelectual de la patria, cultor del pensamiento ilustrado en plena dominación colonial y uno de los padres del periodismo político con su periódico La Bagatela, periodismo político que entre otras cosas ha tumbado y puesto presidentes en este país. La historia le reconoce a Nariño el haber plantado las primeras semillas de libertad, igualdad y soberanía popular en la conciencia de los neogranadinos (hoy colombianos), al publicar en 1794 la Declaración de los Derechos del Hombre.


Sabemos que la corona lo tuvo preso durante diez años en Cádiz y Cartagena de Indias, que también le confiscaron sus bienes y le quemaron de sus libros. Que fundó el periódico La Bagatela desde donde abogaba por que la Independencia significara para el pueblo algo más que un simple cambio de amos. Que demostró su sabiduría política al proponer, como Presidente del Congreso de Cúcuta en 1821 un sistema federal como el modelo ideal a seguir una vez conjurado el peligro y consolidada la independencia, base hoy de nuestra controvertida y mametruda. Y fue allí en el Congreso de Cúcuta, realizado en el hoy Templo Histórico de Villa del Rosario, allí mismo en la casa que llamamos La Bagatela, donde el General Antonio Nariño derramó ríos de lágrimas luego que fue derrotado por 44 votos por Simón Bolívar en la elección de Presidente de la Gran Colombia. Y siguió llorando en La Bagatela, en medio de la oscuridad y la soledad, pues ese mismo día también perdió la oportunidad de ser considerado el primer vicepresidente de la historia de Colombia, pues Francisco de Paula se quedó con la medalla de plata por 19 votos.


Así es, La Casa Museo de La Bagatela se construyó sobre las lágrimas del Precursor Antonio Nariño y fue su casa durante varios meses. Fue en otras palabras la Casa de Gobierno donde funcionó el poder ejecutivo de la Gran Colombia durante la época de ese Congreso. En 1821 esa casa tenía dos plantas, pero el devastador Terremoto de Cúcuta de 1875 derribó la el segundo piso, y como ya vemos, ninguno de nuestros gobernantes se dio a la tarea de reconstruirla. Pero también fue la casa de Juan Germán Roscio, uno de los gestores de la independencia de Venezuela, vicepresidente del departamento de Venezuela y de la Gran Colombia, quien murió en esa casa antes de realizarse el Congreso de Cúcuta. En otro de los cuartos de la emblemática casa, se hospedó otro político-periodista, Luís Azuola y Lozano, quien junto con su pariente Jorge Tadeo Lozano, fundó el periódico el Correo Curioso, considerado el primer periódico particular del Virreinato de la Nueva Granada. La Bagatela es esa casita tierna y símbolo de nuestra historia que vemos cuando pasamos por la Autopista Simón Bolívar rumbo a San Antonio o La Parada. Bueno, vemos es un decir, porque yo le apuesto que la mayoría ni la ven, pues no tiene un aviso grande que la destaque.


Es esa misma residencia de figuras protagonistas de nuestro pasado la que hoy está invadida de humedad, hongos, ácaros y polillas que obligaron a su cierre. Pero más que estos animalejos, es el Estado el culpable por el abandono de nuestra riqueza cultural. En 1971 fue remodelada por el ministerio de obras públicas. Dicen que el nombre de La Bagatela se lo dio un tendero que la habitaba hace como 50 años. Un tendero?, si, allí funcionaba una tienda hace muchos años. Sin duda ese tendero la tenía mejor cuidada que el Estado.

4 Realice Su comentario Aquí:

Carlos Alberto Izárraga dijo...

Leonardo Peña ha querido hacer una nota fresca de nuestro momumento y ha resultado un ultraje a nuestra memoria histórica. Este bruto con una falta absoluta de respeto por nuestro monumento insignia de la República ha cometido un atropello y una herejía con este tesoro de la Patria.
No se puede recurrir livianamente a parodiar el escrito de otro sin correr el riesgo de desnaturalizar su contenido. Y lo hecho por el plagiario Leonardo Peña demuestra dos cosas: un desconocimiento absoluto de nuestra historia al confundir La Bagatela de Villa del Rosario con el actual Palacio de Nariño de Bogotá, y una falta de respeto por el monumento más importante de la independencia y de la República.
Su cierre no tiene que achacárselo al gobierno central. Es responsabilidad única y exclusivamente de la Alcaldía de Villa del Rosario que lo tiene en comodato por parte del Instituto Nacional de Vías y no ha sabido valorar su significado por hecho elemental de que los jefes del gobierno municipal que han pasado por ese cargo no les importa este rasgo regional de los rosarienses que tienen el privilegio de poseer este bien cultural. Aunque ninguno había cometido el ex abrupto de cerrarlo como lo hizo el 18 de abril Emperatriz Misse so pretexto de su contaminación con ácaros respaldada por la obtusa Eliana Jaimes que es comnpletamente ajena a nuestra idiosincrasia.
Con artículos así, miopes como este y escritos con tanta ligereza, solamente ayudamos a enterrar el monumento.

Manuel dijo...

Que yo sepa Antonio Nariño no era federalista era centralista y esa fue una de las disculpas para atacarlo durante la llamada "Patria boba"

Anónimo dijo...

bueno como sea ....es importante mantener intacta nuestra historia atraves de los monumentos historicos que nuestros hijos y herederos conocen.
peliemos por mantener esta autenticidad por favor y no por un escrito.

JuanC S Maldonado dijo...

no como sea no realmente debemos decir las cosas como son;
ANTONIO NARIÑO Y ALVARE, era centralista no federalisata es esta la razon q durante la patria boba, este distinguido señor hubiese tenido tantos tropiezos... y si debos unirnos para q este lugar "BAGATELA" patrimonio historico y cultural de los colombianos tenga el valor socia q realmete merece y x lo q representa...